lunes, marzo 10, 2008

VOLUME ONE 122: WARPAINT (THE BLACK CROWES)

Nunca me creí la separación por razones creativas, personales o emocionales, si es que alguna vez llegó a ser oficial, de The Black Crowes, así que no me coge desprevenido la reaparición de la banda de los hermanos Robinson con su séptimo álbum de estudio, Warpaint (Silver Arrow, 2008). Su retorno, siete años después de Lions y de unos cuantos reencuentros, directos y publicaciones inéditas, viene a desempolvar también las esencias de un rock clásico americano algo arrinconado y con frecuencia subestimado en los días que corren, de una tradición alimentada del viejo blues y enraizada en los estados del Sur. Los Black Crowes han vuelto a volar con la gracilidad de los años del Southern Harmony… y la seguridad de la experiencia, la que da el bagaje de la carretera y una educación musical imprescindible para amar el rock and roll.

Warpaint roza la perfección y eso se debe al tiempo de madurez alcanzado por la banda. Quizá fuera entonces necesario un paréntesis tan largo si después de que se cerrase íbamos a encontrarnos con este gran disco de regreso. Con Chris y Rich aguantan Steve Gorman a la batería y Sven Pipien al bajo. Adam McDougall se une a los teclados y Luther Dickinson (North Mississippi Allstar, más espíritu sureño) agarra otra guitarra. Justo en el juego entrelazado de guitarras, en la combinación de estructuras sucias y limpias y en la templanza ganada por la voz de Chris Robinson residen los mayores encantos de este trabajo brillante que se paladea mejor cuantas más veces se pincha.

¿Temazos? El inicial Goodbye daughters of the revolution, Evergreen o la maravillosa despedida, Whoa Mule, por ejemplo. Sólo una insulsa penúltima canción y algún desvarío guitarrero impiden a Warpaint ser mejor de lo que es.

Nota: 9/10

4 comentarios:

Anónimo dijo...

HOla!
llegué al blog por casualidad pero ya me ha ayudado a descubrir a un pedazo de artista como Joe Henry. Sólo por eso...gracias!
Merbeye
POr cierto..creo que el blog mejoraría mucho con un buscador
Saludos!

el divino codino dijo...

Que grata sorpresa, acabo de cerrar mi billete para ir a ver a los Black Crowes a London y lo siguiente que hago es entrar en este gran blog y leer la reseña del nuevo disco... Casualidad o destino...? Quién sabe pero podrias animarte a venir Don Rumo, no?

Jim Garry dijo...

Coincido contigo bastante tanto en lo bueno como en lo malo, también me parece insulsa esa penúltima canción. Pero es la clase de disco que más te gusta cuanto más escuchas, no crees?

Saludos

rubén darío dijo...

Sí, Jim, así creo. Lo estoy comprobando.

Saludos de lo más rockeros!!!