jueves, marzo 20, 2008

LAUTREC, VENENO

El nombre, el arte, queda manchado, es una lástima.

Si alguna vez os dejáis caer o alguien os hace caer por un horrendo local de copas de mi ciudad, os recomiendo que huyáis de allí de inmediato, como si con sólo pisar el suelo que abarca os contagiaseis con la peste y vuestras horas de vida empezasen la cuenta atrás a ritmo de vértigo. Para empezar, os aseguro que a la mañana siguiente sentiréis un pesado dolor de cabeza, porque allí, lo que sirven, aunque ellos no se lo crean (que no es el caso), no es en absoluto de buena calidad, sino veneno. Si alguna vez habéis caído antes por allí y se os ha ocurrido sacar una foto con el teléfono móvil a un amigo, lo lleváis claro; es probable que la gorda alopécica que por allí pulula con cara de mal follada os haya descubierto en tan deshonrosa y ofensiva acción y se niegue a serviros una copa en lo que queda de vuestras vidas, aunque vayáis por el lugar acompañados del presidente del gobierno, de la infanta real o de cualquier patética estrella de rock local con una cartera repleta de vicio y dinero. ¿Por qué esta pocilga puede abrir hasta más tarde que el resto de mortales que comparten calle y barrio? Exigimos que la patrulla se persone allí a la hora a la que los demás empiezan a hacer cuentas.

Fue bonito mientras duró. Pero todo acaba, todo muere, y la belleza espera detrás de cualquier esquina. Gratis, además.

Esta información va camino de los titulares.

5 comentarios:

israel yojimbo nava dijo...

Lautrec es auténtico veneno por dos razones: sus dueños y lo que ofrecen al público.

Yo ya lo tenía cruzado por malas, cutres y garrafonescas experiencias.

Si dependieran de su "talento" para la hostelería y no por el horario de apertura (que habría que ver si es legal), se morirían de hambre. Y con justicia.

Ahora, a plantar semillitas. En mi tendrán un folleto del Lautrec, pero de pésima publicidad. Lo están pidiendo a gritos.

Red Stovall dijo...

Vaya, este post parece algo más de mi cosecha que de la tuya, querido amigo. No cambies tu estilo hombre.

En cuanto a porqué abren más tarde existe una cosa llamada licencia de apertura, que dependiendo de la clase, te permite abrir hasta cierta hora. El Lautrec puede tenerla de café-teatro, lo que permite abrir hasta más tarde que sus compañeros de calle o zona, algunos de los cuales, ni gozan de una licencia en condiciones.

Por otro lado, si ya sabíais lo del garrafón, algo que es fácilmente demostrable, ¿para que volvéis a beber lo mismo sábado tras sábado durante años?

Por otro lado, la versión de las fotos cambia según la cuenta (no podía ser menos). Hay quien dice que el amigo simplemente estaba en medio del objetivo principal. Poneros de acuerdo, que luego la gente habla.

Feliz cine.

israel yojimbo nava dijo...

Rubén: ya he escrito el post correspondiente.

Anónimo dijo...

Muy bien. Ya sabemos tu nombre y donde trabajas. Vete buscándote un abogado, que esto está tipificado como delito, listo.

Anónimo dijo...

¿delito? tu sueñas chaval...

y además es todo verdad, sobre todo la pésima educación de las camareras que parecen que hacen un examen previo.