sábado, enero 12, 2008

SOUNDTRACK 52: RUSSELL CROWE

Después del repentino desprecio que me causó una de las primeras actuaciones de Russell Crowe en el cine americano, la del film Virtuosity (Brett Leonard, 1995), y de lo poco afortunado que fueron sus trabajos del mismo año en Rápida y mortal (Sam Raimi) y Hechizo en la ruta maya (Clare Peploe), el recital de interpretación que brindó al año siguiente en su papel de agresivo policía en L. A. Confidential (Curtis Hanson) me resultó tan inesperado como excepcional. Disfrutar de su labor en este magnífico film supuso para mí un borrado automático de consideración. Tan radical fue el cambio de parecer cuando el actor neozelandés encadenó a continuación un repóker de actuaciones magistrales en El dilema (para mí una de las supremas interpretaciones de la historia del cine), Gladiator, Una mente maravillosa, Master and Commander y Cinderella Man.

No parece que Crowe caiga muy bien entre los profesionales de Hollywood y la prensa (seria o amarilla) ya ha sufrido sus desplantes e incluso violentos arrebatos pese al respetable poder de convocatoria que tiene en la taquilla (aunque siempre ha estado bien acompañado en el apartado estelar del reparto). Le va en la imagen, comparada con la de un joven Robert Mitchum con menos estatura, serio, hosco, fuerte, distante, de encanto viril e impredecible, perverso si es necesario. Mitchum fue un grande y Crowe lo es y debería serlo más. Incluso antes de patinar como un pelele en sus pésimos inicios en Hollywood se transformó asombrosamente en el líder de una banda de skin heads en el impactante film australiano Romper Stomper (Geoffrey Wright, 1922). La estampa de un Crowe pelado lleno de tatuajes repartiendo hostias aventura la estela de un actor con mucho que avanzar y que ganar.

Otra razón por la que Russell Crowe goza de mis simpatías es su faceta de cantante. De vuelta a casa lidera la banda de rock 30 Odd Foot of Grunts, un grupo que él y un amigo pusieron en pie a comienzos de los noventa en Nueva Zelanda. La formación tiene tres discos y ofrece un rock and roll de perfecta factura aunque algo funcional, nada novedoso. Un hobby fantástico para un actor que sigue ganando duelos (American Gangster, Ridley Scott, 2007) entre los gigantes del cine.

Aquí tenéis una muestra rockera de Russell Crowe con una canción grabada durante el rodaje de esa película tratada a palos por la crítica pero digna de encantos que es Un buen año.

2 comentarios:

Caipiroska dijo...

Fantástico. Realmente estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices, y debo manifestar mi entusiasmo al comprobar que es un hombre el que lo dice. Llevo defendiendo el talento de Russell Crowe con argumentos tan buenos como los que tú esgrimes (aunque no sea necesario más que ver alguna de sus pelis, obviando la primeras claro) y resulta de lo más frustrante comprobar cómo toda credibilidad en mis palabras se esfuma por el simple hecho de ser una fémina. "A tí lo que pasa es que te pone", me dicen. Pues si, eso también, pero yo estaba hablando de talento artístico...
En fin, que muchas gracias por este post y por la aportación del vídeo que, para mi sorpresa, no conocía. Por cierto, como cantante y compositor se defiende, no es como para tirar cohetes pero se defiende. Desde luego tiene todos mis respetos. Buen post!
Saludos.

Caipiroska dijo...

Fantástico. Realmente estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices, y debo manifestar mi entusiasmo al comprobar que es un hombre el que lo dice. Llevo defendiendo el talento de Russell Crowe con argumentos tan buenos como los que tú esgrimes (aunque no sea necesario más que ver alguna de sus pelis, obviando la primeras claro) y resulta de lo más frustrante comprobar cómo toda credibilidad en mis palabras se esfuma por el simple hecho de ser una fémina. "A tí lo que pasa es que te pone", me dicen. Pues si, eso también, pero yo estaba hablando de talento artístico...
En fin, que muchas gracias por este post y por la aportación del vídeo que, para mi sorpresa, no conocía. Por cierto, como cantante y compositor se defiende, no es como para tirar cohetes pero se defiende. Desde luego tiene todos mis respetos. Buen post!
Saludos.