jueves, noviembre 15, 2007

LIVE IN 45: JAZZ GIOIA

El 5 de febrero pasado me dejé casi 35 euros en Historia del Jazz, por Ted Gioia, un libro que me sugirió el gran oyente y conversador que es el ascensorista de cristal al pedirle recomendación acerca de alguna guía o estudio que me ayudase a conocer y comprender (debería añadir sentir) la historia e intrahistoria del jazz. A lo largo de sus más de 500 densas páginas y durante nueve meses largos he leído en la cama, en el coche, en la playa, en la espera del comienzo de una película en el cine, en el cuarto de baño…y al fin terminado una estupenda gran aproximación a este género musical tan complejo como absorbente, a este peculiar mundo paralelo que impulsa la música a través de nuestras venas.

Con la precisión de un académico y la pasión de un fanático, el músico, escritor, profesor, analista e historiador Ted Gioia arrastra al lector a un viaje extenso y parsimonioso por el nacimiento y crecimiento del jazz, por sus ramificaciones y vertientes, por su entorno social y cultural a través de un recorrido ordenado y coherente que se detiene en las figuras más relevantes, los personajes más singulares y las evoluciones más significativas del género. Aunque el trayecto se olvida al parecer de algún área geográfica de desarrollo musical y, pese a su extensión, no se detiene tanto en otros autores concretos que quizá merecerían más espacio, el Jazz de Gioia cumple a mi entender el propósito educativo y entretenido de acercar el jazz a los menos puestos y enriquecer todavía más a los que ya controlan demasiado del asunto. Con un lenguaje rico y cambiante además, técnico a veces, pero que no cae nunca en la pedantería ni en la arrogancia y ayuda al lector a compartir una santa devoción.

Por supuesto, durante estos nueve meses de embarazo jazzístico he tomado clases prácticas con préstamos, compras y descargas de tipos como Louis, Duke, Benny, Charlie, Miles, Bud, Coleman, Freddie, Sonny, Herbie, Wayne y unos cuantos más de altísima segunda fila (también con algún que otro irritante ¿geniecillo?) que ya entran a formar parte de mi grupo de colegas musicales.

3 comentarios:

el ascensorista dijo...

Cierto lo que dices, esta biblia consigue transmitir pasión por esa música maravillosa que llamamos Jazz, todo ello sin dejar de ser una obra ambiciosa y precisa. A ver si algún día de estos se le ocurre a alguien traducir y editar el libro de Gioa sobre el west coast jazz.

Saludos.

Fer dijo...

He tenido este libro en mis manos varias veces, y la verdad es que tiene muy buena pinta. Después de estas dos recomendaciones acabará cayendo, seguro. ¿Quién me vende algo de tiempo? Lo compro a buen precio.

Un saludo.

rubén darío dijo...

El precio es bueno si el premio es alto. Tómate tu tiempo, Fer.

Saludos a los jazzicólogos, o lo que sea.