martes, febrero 26, 2008

VOLUME ONE 119: DETOURS (SHERYL CROW)

Hubo un tiempo en que Sheryl Crow me interesaba. Si ahora acabo de escuchar su último disco, el sexto de estudio desde 1993, es porque me he dejado llevar por una leve añoranza, pero dudo que en adelante vuelva a recuperarla, así como tampoco a la mejor Sheryl Crow, la de sus comienzos, la de los tres estupendos primeros álbumes, aquella que a dos metros de mí, sobre un pequeño escenario en Madrid hace trece años, me pareció una solista de carácter ejemplar. Ha pasado tiempo para una y para otro (muchos éxitos para ella) y después de Sheryl han llovido cientos de vocalistas y autoras del mismo corte, la mayoría con poco nuevo y memorable que contar. Detours (A&M, 2008) tampoco es para recordar.

Sólo a ratos (pocos), el disco rescata a aquella cantante rockera de Sheryl Crow (1996) y The Globe Sessions (1998), la que había aprendido de sus faenas con los Stones y sabía componer canciones de fuerza creciente, muchas de ellas muy bien empleadas en las bandas sonoras de las películas, como If it makes you happy, Everyday is a winding road o There goes the neighborhood. Pero son escasos chispazos de rock de perfecta factura (Shine over Babylon, Gasoline) entre un cansino y variado muestrario que repite las colecciones de olvidables canciones presentes en sus dos discos anteriores y que se permite incluir experimentos de pop rumbero y fusión étnica. Una pena.

Nota: 5/10

Aquí sí me gustas:

2 comentarios:

Israel "Yojimbo" Nava dijo...

De ella me encanta su "Strong enough"

rubén darío dijo...

Me gustan las canciones de su primer disco, pero ahora cuando las escucho me parecen demasiado lejanas, como esas a la que le vence el paso del tiempo.